viernes, 24 de julio de 2009

"Diente por diente, ojo por ojo"

No se como comenzo todo… Día de Acción de Gracias, 6:00 pm ya todos estaban listo para dar comienzo a la gran fiesta excepto yo. Corri al tercer piso a dejar a mis niños con su abuela, mientras yo me alistaba. Busque el tocador de la casa y parecia estar ocupado. Recorde que en el lugar de ensayo habia un tocador junto al lado de la consola. Cuando entre me percate de que estaba en malas condiciones; el suelo estaba con muchos agujeros ya que era de madera, la puerta no cerraba y ni siquiera salia suficiente agua pero no tenia de otra. Tenia que bañarme alli. Me quite la ropa poco a poco con el miedo de que en algún momento alquien podria entrar. Habia mucha gente en la fiesta casi 500 invitados, era la fiesta más esperada en el pueblo. Me comenze a bañar, no contaba con mucho tiempo. Enciendo la ducha cuando escucho que alquien abre la puerta; un viejo amigo que queria un poco de calor femenino. Era un viejo amigo ¿Qué podia perder? Nada o al menos asi pensaba. Termine y sali a disfrutar de la fiesta, mis niños aún estaban en el tercer piso asi que buscaria una copa para ir con ellos.

Se oyen gritos... pero no cualquier grito es uno de impotencia, de miedo, de sufrimiento. No sabia que hacer o a donde ir comence a correr para buscar a mis hijos pero era demasiado tarde. Alli se originaron esos gritos que jámas olvidare. Alli comenzo el fuego que marcaria mi vida. Entre cuando escuche a mis niños gritar pidiendo ayuda pero no pude llegar a tiempo. Murieron al igual que yo no pude con el dolor y le di fin. Todo se origino mientras me "bañaba" la esposa de mi viejo amigo vio todo y decidio hacerme pagar "diente por diente, ojo por ojo"

1 comentario:

Don Procopio dijo...

antes cuando se iba la luz en casa me ponia a cambiar refranes. ese de "ojo por ojo diente por diente" yo lo cambie por "ojo por ojo, ojo a la dos!!!" (al cuadrado)

son viajes de fuma de eso de los que uno se va...