miércoles, 1 de julio de 2009

La parte dificil de soñar

Hoy me levante y me siento diferente. No quiero despegar mi cuerpo de estas sabanas calientes. Aún siento el olor de mi último amante. Debo levantarme como sea de aquí, quizas un cigarillo me ayude un poco. Asi bajo de vez el estrés que siento de no saber quien soy. Aún me siento extraña. ¡Claro! Son estas malditas medias baratas que estan apretando mis genitales. Deberían inventarse unas para mujeres como yo que siempre tienen algo entre las piernas.

Son las 2:00 de la tarde me quedan apenas unas horas para entrar a trabajar. No puedo perder más tiempo. Me termino de fumar este cigarillo y me voy a mear. ¡Dios, que rico es mear para’! Jum, no tengo lipstick para hoy. Tendré que ir donde mamí y tomarlo prestado porque ni modo que le diga “Mami, necesito un lipstick para poner trabajar y mantenerte”. Aún me siento extraña y eso que ya no traigo las medias. ¿Será que cada día soy más mujer? Si, claro… si no fuera por este bigote.

Me debo dar prisa, el cliente de hoy es exigente pero como paga bien no me importa. Hasta la prueba de VIH me tuve que hacer; todo sea por cumplir mi sueño…

…. ser la mujer que siempre soñe

1 comentario:

Mark dijo...

jejeje. no te rindas amiga!